Estrategia con sentido para un líder energético global

 

 

POR CLIENTE

POR DISCIPLINA

POR INDUSTRIA

Repsol

Interbrand comenzó a trabajar con Repsol en 2011 para la definición de un Plan Estratégico de Marca. El objetivo era buscar una evolución relevante de la marca en términos de estrategia y una materialización que tuviera más en cuenta a las audiencias clave.

Para ello, se realizó un diagnóstico de marca y una redefinición estratégica a través de los Atributos de Personalidad e Idea de Marca. Finalmente todo ello desembocó en un trabajo de refinamiento gráfico del logotipo y de creación de todo un nuevo universo visual y verbal para la marca con pautas detalladas para su adecuada implementación.

La nueva visión de Repsol recoge la evolución de la compañía, constituyendo una guía de actuación presente y futura, para lograr un cambio de compañía de petrolera y gasista a energética a través de la perseverancia, el ingenio, la inteligencia y la ilusión.

Para alinear la imagen de la marca con los nuevos objetivos, era necesario realizar un replanteamiento visual de la misma. El proceso de rediseño del nuevo símbolo aporta un efecto volumétrico que convierte los antiguos apéndices cortados a derecha e izquierda en un solo elemento, sólido y consistente, al rodear estos la característica esfera de Repsol. En consecuencia, se produce un abrazo que devuelve el sentido a toda su estructura.

Los tradicionales colores de Repsol (azul, naranja y rojo) se optimizaron, renovándose e incorporando el blanco como cuarto color. Así mismo la creación de una tipografía exclusiva para la marca ayuda a reforzar una imagen moderna, técnica y humana. Un sistema combinado de capas y elementos a 12º dotan a la marca de agilidad y anticipación, consiguiendo además identificación y personalidad gráfica.

Con el fin de potenciar y reforzar la nueva visión de la compañía, también se hizo foco en el estilo fotográfico. Se establecieron tres horizontes visuales para las comunicaciones: un horizonte global, uno humano y por último uno en detalle que permiten comunicar el alcance global de la compañía, el compromiso de bienestar con las personas y la búsqueda de soluciones innovadoras.

Todos estos elementos configuran la nueva personalidad de Repsol, la nueva forma de expresarse y la base sobre la que se está realizando la implementación de todos y cada uno de los puntos de contactos existentes, con el fin de crear una nueva dimensión de compañía que impulse el nuevo modelo de negocio.