Movistar

Definimos una nueva etapa en la era de telecomunicación digital

 

POR CLIENTE

POR DISCIPLINA

POR INDUSTRIA

Movistar

Movistar, lanzada en 1994 por Telefónica, ha venido acogiendo la oferta de telefonía móvil de la compañía hasta la actualidad, liderando la categoría en el mercado español y en mercados clave de Latinoamérica. Sin embargo, la realidad a la que se enfrenta la marca ha evolucionado hacia un mundo mucho más amplio de oportunidades tecnológicas generadas por la convergencia y el nuevo entorno digital.

En este contexto, Telefónica ha tomado la decisión de reorganizar su portafolio de marcas, evolucionando hacia un modelo simplificado y homogéneo, determinando que Movistar y O2 asuman el rol comercial y se dirijan a un espectro más amplio de audiencias.

Como base fundamental del Nuevo Modelo de Marca, se definió un territorio estratégico que permitía a Movistar madurar como marca. Tanto el posicionamiento como el rol y los valores desarrollados para la marca perseguían demostrar la capacidad de Movistar para poner a disposición de sus audiencias todas las posibilidades tecnológicas; facilitándoles la vida y amplificando sus experiencias en complicidad con ellos.

Para garantizar el alineamiento entre el territorio estratégico y el universo visual, la nueva Movistar crece en experiencia y madurez y se deshace de unos códigos más informales y jóvenes. La logomarca evoluciona de modo que, ahora, el nombre “Movistar” destaca sobre el símbolo; una pieza indiscutible de diferenciación. De cara a dar vida a su carácter abierto, positivo y expresivo, hemos desarrollado su recurso visual clave: el cielo. El cielo como espacio de inspiración, como metáfora de expresión de libertad y paraguas capaz de acoger a las comunidades de los más de 15 países donde opera: un cielo sin límites que simboliza el carácter de una marca que no quiere dejar de expandirse.

En definitiva, Movistar ha crecido, ha madurado. A partir de hoy la marca asume también las responsabilidades comerciales de la antigua Telefónica y debe ser capaz de conectar con un público cada vez más heterogéneo y exigente en todos sus puntos de contacto y a través de todas las herramientas de marketing. Este ha sido nuestro reto y de ahí el gran resultado.