Estás abandonando la página y serás redirigido a la web global de Interbrand.

07
CaixaBank
+10%
1.281 M€

CaixaBank puede estar orgulloso de muchas cosas: del papel social que desempeña desde hace años con la fundación LaCaixa, de la gestión de sus márgenes y, especialmente, de que sus clientes sean los más fieles del actual sistema bancario español, con un 60% de lealtad hacia la marca.

Para una entidad de marcado origen y orgullo catalán –no en vano, casi un 20% de su negocio procede de Cataluña-, el traslado de su sede a Valencia es revelador, pero este se ha hecho para proteger los intereses de clientes y accionistas, demostrando que, más allá del ambiente político, CaixaBank mantiene el foco en ofrecer un servicio excelente.

Un servicio siempre basado en la omnicanalidad y la innovación, que acerca la marca a sus clientes. Si en el pasado CaixaBank sorprendía con la tecnología de sus cajeros, actualmente trabaja por facilitar las interacciones a través de la digitalización y la sencillez, como demuestra la incorporación de la tecnología de reconocimiento facial de Apple para operar con sus apps o ImaginBank, una apuesta pionera en España, enfocada a los milenials y 100% digital que, en 2017, ya sumaba 500.000 clientes.

En paralelo, la compañía ha desarrollado su programa Family, que aporta claridad y consistencia a la marca, así como capacidad de mejora en los ingresos, logrando así reordenar su portafolio de productos y servicios, e impulsar la captación y el vínculo con sus clientes a largo plazo.

Sin embargo, hay algo que debe preocupar a CaixaBank: a su pérdida de liderazgo en cuota de mercado hay que sumarle una gran cantidad de sucursales (unas 5.000 en toda España). En un mundo que tiende inexorablemente a lo digital, la marca está obligada a redimensionar su red, lo que puede impactar en sus tan positivos índices de vinculación y satisfacción.

¿Quieres saber más?
Hablamos
Historial de Crecimiento
Hello World