Estás abandonando la página y serás redirigido a la web global de Interbrand.

18
Mango
-39%
521 M€

La otrora gran rival de marcas de producción textil y fast fashion como Zara, con la que rivalizó la pasada década en velocidad de internacionalización, así como en imagen de marca y relevancia para su target, vive actualmente un periodo convulso en el que reinventar su estrategia es ya una necesidad para asegurar su supervivencia a largo plazo dentro de un sector altamente competitivo.

Atrás quedaron los años dorados de excelsas campañas de comunicación con supermodelos o con celebrities que daban glamour y exclusividad a MANGO. Pese a que hoy la realidad es diferente, no ha desaparecido del todo ese deseo de diferenciarse a través de la promoción con celebridades, como demostró la fiesta organizada por la inauguración de su megastore en Lisboa, ampliamente publicitada en redes sociales.

Quizá, el viraje en su modelo de tiendas, franquicias y corners sea la mayor baza de la marca de cara al futuro. Desde 2016, MANGO ha decidido apostar por la apertura de megastores en las principales capitales mundiales y reducir su presencia en países clave como EE.UU. Esta estrategia permite un mayor control de la experiencia y puede ofrecer mayores ingresos a futuro, pero, a día de hoy, impacta en costes y en la deuda contraída.

Si bien MANGO intenta facilitar la compra con la explotación de su web y con continuas ofertas, a la vez que mejora la experiencia en el punto de venta con acciones como la elección de la música a través de Shazam, algo no acaba de funcionar. La vuelta de Isak Andi para retomar las riendas del negocio es una señal inequívoca. Y es que la muy loable labor de gestionar un negocio familiar sin salir a Bolsa puede convertirse en un freno si el proyecto alcanza la dimensión internacional que ha tenido MANGO.

¿Quieres saber más?
Hablamos
Historial de Crecimiento
Hello World