Estás abandonando la página y serás redirigido a la web global de Interbrand.

Trabajos

Big things happen

Foster's Hollywood

El mercado de la restauración se ha complejizado en los últimos años a consecuencia de un notable incremento de los jugadores en la categoría. Desde hace tiempo, el producto dejó de serlo todo porque la competencia se ha trasladado a la experiencia del consumidor. En este contexto, la cadena de comida americana Foster’s Hollywood se reinventó para dotar de mayor rol a su marca y ganar autenticidad, diferenciación y relevancia.

Con el objetivo de crear valor para la marca Foster’s Hollywood, se unifcaron, ordenaron y priorizaron los elementos que la definen. Se encontró la oportunidad en una propuesta de valor que representara los momentos de disfrute que más importan al target estratégico de la cadena, permitiendo así la ocupación de un nuevo territorio que incrementara su relevancia de cara, especialmente, al público más joven.

Con la mente puesta en la gente que siempre quiere más, Foster’s Hollywood asumió la idea “To The Fullest” para posicionarse como la marca que amplifica las experiencias “fosterizando” el mundo con platos de cocina americana que hacen que cada persona disfrute de la vida a lo grande.

El posicionamiento de la cadena dio pie a la construcción de una renovada identidad verbal. A través del claim “Big Things Happen”, Foster’s Hollywood habla, por encima de todo, de su producto y de la experiencia que ofrece con un lenguaje sencillo, optimista, pragmático, transparente e ingenioso.

Por su lado, la identidad visual respeta la tradicional vinculación de la marca con EE.UU. a través de los colores de su bandera. La paleta principal de colores matiza la anterior, pero sigue emanando del principal símbolo del país americano.

A la hora de diseñar el nuevo logotipo, se buscó un sistema de identificadores altamente flexible y funcional, por lo que el símbolo y el wordmark se independizan para funcionar tanto de forma individual como conjunta. Por un lado, el wordmark refleja el EE.UU. contemporáneo con dos bloques tipográficos de igual ancho y alto que potencian la fuerza de la composición. Por otro, el símbolo de la estrella actualiza sus códigos visuales para generar un diseño funcional, reconocible y más amable. Asimismo, se incorporan otras versiones de logotipos que potencian el carácter ingenioso y flexible de la marca a través e simplificaciones tipográficas del wordmark, de acrónimos.

Las familias tipográficas constituyen otro elemento relevante para dar personalidad y coherencia a la marca. Su combinación, además, genera un lenguaje altamente versátil y alineado con su personalidad. La familia Trim Poster transmite la esencia y carácter americanos en sus distintos pesos: los más condensados y estilizados recuerdan a las cartelerías de cine, mientras que los gruesos denotan solidez y fuerza. Le acompaña la familia Zulia Pro, caligráfica de trazos simples y cuidados que recuerdan a la tradición americana de la rotulación a mano, generando contraste visual con la Trim Poster.

Todos los elementos de la identidad visual se trasladaron a los restaurantes de Foster’s Hollywood, que ofrecen un concepto de retail fruto de la combinación de elementos novedosos y tradicionales para transmitir así una propuesta diferenciada y conectar con sus audiencias.

¿Quieres saber más?
Hablamos