Trabajos

Conexión Olímpica

PyeongChang 2018

En febrero de 2018, los ojos de todo el planeta estaban puestos sobre una marca: PyeongChang 2018. Los Juegos Olímpicos de Invierno se celebraban por primera vez en Corea del Sur desde Seúl’88, por lo que representaban una gran oportunidad para enseñar al mundo la vibrante cultura del país y nutrir el orgullo nacional, a la vez que se generaba una conversación global en torno al máximo de los eventos deportivos.

Para construir una marca olímpica que expresara todo esto, se llevó a cabo, de la mano del comité organizador de los Juegos y del Comité Olímpico Internacional (COI), una profunda investigación de las percepciones, tanto locales como globales, sobre el deporte, los festivales, la identidad coreana y la “armonía”. La amplia comprensión del evento y del país derivó en el eje temático: el alfabeto Hangul, creado en el siglo XV por Sejong el Grande para promover la alfabetización.

Sus distintos caracteres se entretejen en la marca, que recurre a la herencia nacional coreana para contar una historia de unidad. Un estudio histórico de la tipografía Hangul dio lugar a diseños geométricos que conforman palabras clave; estas representan la armonía entre las audiencias y los atletas durante los Juegos. A través de la superposición de los caracteres, se crearon formas y colores que expresaban la interacción entre culturas y la apertura a nuevas posibilidades. La marca olímpica, además, cobijaba un mensaje implícito: “Passion. Connected.”, el tagline creado para verbalizar el espíritu compartido por todos aquellos conectados al evento.

La identidad de PyeongChang 2018 se implementó en múltiples espacios y puntos de contacto para alcanzar a los públicos del mundo entero, de tal manera que la suma del orgullo nacional y la camaradería internacional impulsara la marca-país de Corea del Sur y abriera nuevas puertas en lo político, lo económico, lo científico y cultural.

PyeongChang 2018 se convirtió en una marca cargada de simbolismo que celebró la rica cultura de Corea del Sur y expresó la pasión y espíritu colectivo de los Juegos Olímpicos de Invierno.
¿Quieres saber más?
Hablamos