Trabajos

Let’s make it happen

EAE Business School

En un sector cada vez más competitivo e indiferenciado como es el de las escuelas de negocios, la EAE Business School, con más de 60 años de experiencia en la formación de directivos y ejecutivos, decidió reforzar su marca para acercarse más a la gente y generar más engagement, así como para diferenciarse de la competencia.

Para lograr este objetivo en una industria progresivamente menos especializada, se marcaron tres ejes de actuación: por un lado, el desarrollo de una nueva estrategia de marca a medio y largo plazo que reforzara las ventajas competitivas de EAE en el mercado; por otro, la construcción de un posicionamiento diferencial como una alternativa de mayor calidad y confianza, y, por último, asumir un rol de marca claro para reforzar la diferenciación.

Tras llevar a cabo sendas auditorías de consumidor y marca, se detectaron oportunidades que permitían a EAE Business School cumplir con sus metas sin renunciar a su esencia: la posibilidad de adueñarse de un terreno más emocional y relevante, así como de renovar la marca apuntalando su esencia sobre una identidad verbal diferenciadora y la evolución de su identidad visual.

Bajo la idea de marca “We make it happen”, la nueva EAE Business School se presenta ante su target con una personalidad proactiva, fresca, real y relevante; una marca institucional y educativa líder, que se diferencia por dinámicas proactivas y por la creación de conexiones humanas y colaboraciones encaminadas a la consecución de metas y ambiciones personales.

La EAE Business School se diferencia del resto de la categoría con una identidad verbal cimentada en mensajes claros, concisos y con cierta actitud retadora, con la intención de crear atmósferas que desprendan energía intelectual y atraer la atención del visitante. A partir de diversos conceptos, se atienden a las audiencias clave para la escuela: alumnos potenciales y actuales, audiencias internas, y empresas y empleadores.

Asimismo, la marca evoluciona en su logotipo a través de la simplificación: se mantienen las ligaduras entre las letras pero se unifican los grosores y se neutralizan los cortes diagonales; por su parte, el descriptor “Business School”, se apuesta por una tipografía Tabac, que habla con claridad, confianza, elegancia y finura.

¿Quieres saber más?
Hablamos